4 poemas de MATER de PILAR SALAMANCA

por Pilar Salamanca

La tierra empinada

es pura escarpa

y la malvada grieta abre su boca

a punto de engullirte.

Lo mismo ocurre por aquí.

Tú dices que no estas para nadie

Y un pánico hereje

atraviesa tu lenguaje

pero no

te lamentas.

No he salido hoy,

hoy no.

Saldré mañana.

Me levantaré temprano,

abriré la puerta con cuidado,

apretaré los dientes

y echaré a correr.

Y si se puede confiar

en que el futuro siga existiendo

  • o en el peor de los casos –

aunque no exista,

ni volviera

a existir nunca

pisaré la calle,

pisaré la calle,

pisaré la calle.

Algo tremendamente certero

Se estrelló contra mi cerebro:

los años, las palabras que se dijeron entonces

y una mano aferrada a mi cabello.

¿Sabes?,

el dolor era infinito,

no necesito recordarlo,

porque está desde siempre ahí

infinito, afilado, radical,

como una aguja hipodérmica

clavada 

en el brazo del cielo

¿recuerdas a la Pulcra Leonina?

¿recuerdas los poemas que escribió este dolor

a golpes,

sobre mi piel a golpes

y que no se borrará

ya nunca?

Dime,

         ¿lo recuerdas?

GENEALOGÍA

Ahora

tenía

entre mis manos

un vasto fragmento de la historia total

de mi familia

con

sus

arquitecturas, sus barajas

con

el pavor de sus mitologías

el

rumor de sus prejuicios,

con

sus

patriarcas y sus brujas,

sus recuerdos y sus

animales

domesticados

su

álgebra y su ira

su miseria

vital

articulada, coherente

sin ningún sentido

o propósito

sin ninguna

razón

en absoluto.

 Pilar Salamanca. Mater. Ed. Paraíso. 2021

Artículo publicado en Voces del Extremo

Impactos: 7

También podrías leer...