Yo Loba 1

por Pilar Salamanca

He aprendido a cambiar sobre la marcha. A no intentar convencer a nadie. No discutir.
Escuchar solo las opiniones y los consejos de la gente que me da buena energía.
Si alguien quiere irse de mi vida, no la detengo. Es más, aunque después quiera, no la permito regresar.
Si alguien me falla, me alejo.
Aprendí también que, si algo me molesta, es mejor evitarlo.
Y un poco de magia: Hacer desaparecer a la gente que me ignora o, más bien, convertirla en plexiglás, algo transparente.

Aprendí que donde la ignorancia habla, la inteligencia ha de callar. Y yo soy inteligente lo que quiere decir que me callo algunas veces.
He aprendido también algo sobre las expectativas. Hay que vigilarlas de cerca y, como norma general, hacerlas mas pequeñas, encogerlas (como a los niños) y si es necesario, borrarlas, que es una buena manera de ahorrar energías que me sirvan para volar o, en todo caso, desparramar donde me da gana.

También podrías leer...